Concurso para Escuela Oficial de Idiomas. Vila-real. Castellón
Imagen memoria


arquitectos:      CARLOS SOLER MONRABAL
LUISA FERNÁNDEZ
colaboradores:      ALEJANDRO RODRÍUEZ SÁENZ,
arquitecto
aparejador:      DOMINGO VALADEZ SAUCEDO
instalaciones:      INDIGO INGENIERIA S.L.
cliente:      CONSELLERIA D’EDUCACIÓ.
GENERALITAT VALENCIANA
emplazamiento:      VILA-REAL. CASTELLÓN. ESPAÑA.
fecha concurso:      Octubre 2010




El programa del centro incluye AULAS DE IDIOMAS, AULAS DE ENSEÑANZA A DISTANCIA, LABORATORIO DE IDIOMAS, AULAS DE AUTOAPRENDIZAJE, SALA DE USOS MÚLTIPLES CON CABINAS DE TRADUCCIÓN, SEMINARIOS, SALA DE GRABACIÓN, ADMINISTRACIÓN CAFETERÍA, ESPACIOS ANEJOS DE ALMACÉN, ASEOS E INSTALACIONES.


La parcela propuesta, se sitúa en una zona periférica de la localidad de Vila-Real, junto al IES Miralcamp en la calle de mismo nombre.
La parcela trapezoidal linda con la calle principal al sur, parcela contigua al norte, Ciudad Deportiva al Oeste y calle de acceso a la parcela trasera al este. La zona se caracteriza por la disgregación del carácter urbano típica del borde, presencia de edificios dotacionales junto a pistas deportivas o edificios industriales sin un trazado viario claro y consolidado.
La propuesta se abre al sur hacia donde orienta el acceso. La premisa fundamental es conseguir una solución donde prime la organización horaria y espacial, así como una relativa compacidad no reñida con la iluminación natural.
El acceso se realiza desde la calle Miralcamp, se desecha la opción de la vía de acceso a calle posterior por no poder concretar el Ayuntamiento su naturaleza de red viaria o parcela.


La propuesta contempla tres factores:



ORGANIZACIÓN HORARIA Y FUNCIONAL

La escuela de idiomas se ubica dentro de una parcela vallada y fuera de ese recinto no se abren huecos de consideración. Se organiza en dos plantas: planta baja y primera.
La disposición general adopta un esquema en L abierto a la orientación sur.
En síntesis en planta baja se ubican las actividades no sujetas a un horario periódico: el aula de autoaprendizaje, la sala de usos múltiples, la cafetería y la administración. Mientras que en planta primera se localizan las actividades con horario estricto y rítmico, es decir aquellos espacios expuestos a un importante trasiego diario: aulas comunes, a distancia y laboratorio.
La ya mencionada disposición en L permite también separar dentro de la misma planta los espacios públicos de aquellos de carácter más privado: en planta baja, la administración y el aula de autoaprendizaje y en planta primera, la zona estrictamente docente del ala de seminarios.
La mayor disgregación de la solución de planta baja responde parcialmente al deseo de separar aquellas actividades que se pueden usar con independencia del horario docente. Así, desde el acceso de parcela el usuario recorre el patio generado entre el porche de la cafetería y la Sala de Usos Múltiples y accede al centro. Desde este patio se permite el acceso exterior a estos espacios que pueden ser usados en un horario más flexible.



SIMPLICIDAD VOLUMÉTRICA Y ORIENTACIÓN

Si bien la planta baja presenta mayor disgregación o esponjamiento, la planta primera intenta casar una solución de mayor compacidad con una iluminación adecuada sin lucernarios o elementos similares que dificulten el paso de instalaciones. Como se ha comentado la disposición general es un esquema en L con dos alas ortogonales en las que se disponen funciones de distinta privacidad.
En planta baja este esquema se contamina con la disposición intermedia del cuerpo de usos múltiples que genera un patio de acceso que permite actividades exteriores y al que vuelca el porche que cualifica la entrada y donde se ubica la cafetería.
En planta superior el ala docente se organiza con un pasillo a dos manos, el aula de educación a distancia y laboratorio se orientan al sur y las aulas ordinarias de 60m2 se abren al nordeste. El ala ortogonal de seminarios orienta al sur su circulación principal volcando los despachos al noroeste.
Para asegurar una iluminación adecuada del pasillo central la volumetría se abre generosamente en los extremos del mismo: así se provoca una discontinuidad o cesura entre los dos brazos perpendiculares lo que permite también un generoso soleamiento del vestíbulo de la escalera.
Para controlar el excesivo soleamiento del pasillo de los seminarios se retranquea el mismo con respecto a la línea de fachada generando una galería o brise-soleil de protección.
La orientación nordeste parece adecuado para las aulas de 60m2 con una ocupación discontinua de 1 a 2 horas por grupo.


Se intenta dar respuesta al medio más o menos hostil. Para ello se busca una rotundidad volumétrica no excesivamente inhumana por su potencia. El deseo es que el usuario identifique claramente el edificio y su función en el medio heterogéneo en el que se ubica. Las pérgolas que unen cuerpos, el porche de acceso, la vibración del brise-soleil...son elementos que buscan mitigar la dureza y la rotundidad de la escala estableciendo vínculos entre los volúmenes en juego.