Colegio de Educación Infantil Ciudad de Bolonia. Valencia
Imagen memoria


arquitectos:      CARLOS SOLER MONRABAL
LUISA FERNÁNDEZ
aparejador:      DOMINGO VALADEZ SAUCEDO
instalaciones:      INDIGO INGENIERIA S.L.
estructura:      DAVID GALLARDO LLOPIS
cliente:      CIEGSA Construcciones e
Infraestructuras de la
Comunidad Valenciana S.A.
emplazamiento:      VALENCIA. ESPAÑA.
constructora:      VALCOMAR S.L.
fecha finalización:      Mayo 2007




Descripción del ámbito de actuación

La obra se ubica en el Colegio Público CIUDAD DE BOLONIA, situado al oeste de la ciudad de Valencia.
Se trata de una zona de edificación abierta y de reciente consolidación, con edificios de viviendas a su alrededor de 8 plantas de altura.
La pequeña actuación se localiza en el edificio de Educación Infantil para ampliarlo con un aula docente más un aula de usos múltiples, eliminando de esta manera el aula prefabricada existente.
El actual edificio de Educación Infantil se compone de dos aulas docentes, dispuestas alrededor de un vestíbulo que funciona como aula de usos múltiples, con despacho o tutoría y aseos comunes que funcionan también como aseos del patio.
En cuanto a los materiales cabe destacar el empleo del ladrillo caravista para las fachadas así como la cubierta inclinada con teja árabe y el empleo de carpintería de acero en el exterior y revestimiento de gresite en el interior de las aulas.
El edificio dispone de una incorrecta implantación ya que las aulas quedan orientadas hacia el oeste y con muy poca distancia respecto al muro de la parcela imposibilitando la buena iluminación natural de las mismas.
Debido a la intención de poner en relación los dos edificios (infantil y primaria) se ubica el acceso al edificio justo por el punto opuesto al que sería deseable, provocando que el acceso habitual al centro se produzca a través de las aulas y los servicios que dan al patio mientras que el acceso principal queda relegado a un uso secundario.
La actuación planteada en este proyecto trata de corregir estas deficiencias para mejorar en lo posible el funcionamiento del edificio en su conjunto y dotar de las mejores condiciones a los espacios ampliados.



Justificación de la solución adoptada

La orientación actual de las aulas es a oeste. Esta ciscunstancia se ve aún más perjudicada por la estrechez del paso entre el edificio de infantil y el muro exterior junto con la gran altura de las viviendas de la calle Emilio Lluch.
Como resultado tenemos una iluminación ínfima de las aulas actuales, que obliga al uso de iluminación artificial.
Por otra parte el edificio de Infantil preexistente está elevado entre 45-60cm con respecto del nivel del patio exterior. Cualquier ampliación lógica nos obligaría a subir a dicha cota.


La unión de estos dos puntos - la estrechez del área de Infantil y su mala orientación, así como la elevación debido al forjado sanitario - nos obliga a estructurar los dos nuevos espacios como bloques individuales que se retranquean escalonadamente en relación al muro exterior que da a la calle Emilio Lluch, siempre con el límite de la alineación del patio de Primaria hacia el este.
En sección cada aula busca la luz mediante lucernarios superiores, asegurando siempre la debida ventilación cruzada.


El retranqueo escalonado en planta con relación al muro exterior nos permite un mayor desahogo del patio de Infantil al que recaen las nuevas aulas. Esta separación permite que la construcción de los nuevos módulos no repercuta excesivamente en la iluminación de los espacios exteriores -sombras proyectadas-.


Los dos módulos independientes se conectan interiormente con un corredor paralelo al Patio de Primaria y permiten el acceso desde el patio de infantil con rampas individuales de pendiente adecuada.


Entre el primer módulo de aulas y el edificio existente se establece un retranqueo que marca el nuevo acceso principal al centro permitiendo una mejor relación con el acceso actual de alumnos y padres que se produce a través del patio.
Esta separación permite que la conexión con el edificio existente se realice con la mínima intervención y sin ningún tipo de complejidad constructiva, viéndose afectado tan solo el seminario modificando su disposición.


Se pretende que el resultado tenga cierta unidad en su conjunto para lo cual se ha prestado especial atención a la elección de los materiales.
Se plantea la utilización del ladrillo caravista como acabado exterior estableciendo así, una continuidad con el edificio existente.
También introducimos el caravista en los paramentos interiores de circulación ya que nos garantiza una mayor durabilidad y nos permite establecer una mejor relación entre el exterior y el interior.