Colegio de Educación Infantil y Primaria Nuevo nº2. Canet d´En Berenguer. Valencia
Imagen memoria


arquitectos:      CARLOS SOLER MONRABAL
LUISA FERNÁNDEZ
colaboradores:      VÍCTOR SORIANO TARÍN
ISMAEL PLANELLES NAYA
ALEJANDRO RODRÍUEZ SÁENZ,
arquitectos
aparejador:      JUAN ANTONIO DÍAZ ROMERO
instalaciones:      INDIGO INGENIERIA S.L.
estructura:      DAVID GALLARDO LLOPIS
cliente:      CIEGSA Construcciones e
Infraestructuras de la
Comunidad Valenciana S.A.
emplazamiento:      CANET D´EN BERENGUER.
VALENCIA. ESPAÑA.
constructora:      EDIFICACIONES CASTELLÓ S.A.
fecha finalización:      Septiembre 2010




El proyecto presentado es un Centro de Educación Infantil y Primaria CEIP nuevo nº2 en Canet d’En Berenguer (Valencia) para un perfil de 3 I + 6 P + comedor (100 comensales, en 1 turno) + vivienda conserje, planteado por la Conselleria de Educación debido a las necesidades actuales y demandas de la Población.



Descripción del entorno físico

El emplazamiento propuesto para la ubicación del centro nos sitúa en una zona de crecimiento urbano en el sur de la localidad de Canet d’En Berenguer. Esta zona se caracteriza por su dispersión edificatoria.



Descripción de la geometría del edificio

Se logra una buena integración en el lugar ya que la Avenida del Riu es la vía principal que conecta la parcela con el núcleo de población, mientras que el resto de calles presentan una edificación sin consolidar.
Por la geometría rectangular que presenta el solar y su orientación, la implantación del volumen edificado es la más lógica ya que permite una buena reserva de espacios exteriores y el adecuado soleamiento de los mismos.
La propuesta plantea un sistema en L con un bloque de una altura alineado con el linde norte de la parcela y dos piezas ortogonales que albergan los espacios docentes orientados hacia el sur-este configurando el acceso en el encuentro con la anterior.
El acceso desde la calle se realiza por el mismo punto tanto para E. Infantil como E. Primaria en una posición centrada permitiendo una rápida distribución de los alumnos con circulaciones independizadas.


Las aulas de Infantil se ubican en el extremo este de la parcela enfrentadas al acceso orientadas al sur-este en un bloque que acomete perpendicularmente a la pieza de servicios comunes. El patio de juegos queda acotado entre la edificación y el linde de la parcela.
Se trata de un patio totalmente independizado del resto de zonas exteriores pero que permite una conexión con la huerta. Cabe destacar la existencia de un acceso propio al comedor, independiente del de primaria lo que evita el cruce de circulaciones. Para garantizar la iluminación y ventilación de los aseos y la ventilación cruzada de las aulas, se dispone de unos pequeños patios para cada aula.
Como protección solar para las aulas se prolonga la cubierta en voladizo generando una zona de sombra que se complementa con la sombra producida por los muretes de separación de las aulas exteriores realizados con celosías de piezas cerámicas.


Las aulas se sitúan en planta primera orientadas hacia el sureste y con acceso por corredor orientado hacia el patio principal, mientras que el resto de espacios -biblioteca, A. de Informática y A taller polivalente-, se ubican en planta baja a lo largo del eje que conduce al gimnasio. Este corredor se protege del sol con un gran porche con espacio suficiente para albergar la futura ampliación del centro consistente en seis aulas de primaria adicionales.


Se localizan en planta baja. A un lado del vestíbulo de acceso y en la dirección de la pieza longitudinal, se ubica la administración, con la vivienda del conserje al fondo independizada con un patio privado.
El comedor se localiza debajo de las aulas de primaria y separado de infantil mediante el patio del vestíbulo lo que permite tener ventilación cruzada en todo momento. La proximidad al vestíbulo permite su uso como espacio polivalente en determinadas ocasiones ampliándose con los espacios de circulación.



Memoria constructiva

La materialidad del edificio se confía a la relación de contraste entre dos materiales; el hormigón y la cerámica.
Para conformar la envolvente de la edificación se emplea el hormigón visto como una prolongación de la estructura que va más allá de ésta resolviendo parte del cerramiento generando dinteles y testeros.
Para resolver los paramentos que quedan al cobijo del hormigón se emplea un azulejo de color amarillo de ARRANDIS S.L. materializando todos los antepechos y resto de paramentos que deja libre el hormigón.
Parte de los alicatados empleados en el exterior penetran en el interior del edificio revistiendo los espacios de circulación (corredores, escaleras, vestíbulos) potenciando la relación interior-exterior de los mismos a la vez que se protegen del desgaste.
Junto con el alicatado de azulejo el otro elemento que define la materialidad caracterizado formalmente el proyecto, es una celosía compuesta por piezas cerámicas vidriadas en color amarillo de CERáMICA FERRéS.
Se trata de piezas cuadradas de 15 x15 cm que se disponen con mortero de cemento formando una fábrica que se arma con varillas metálicas cada cinco hiladas reforzándola tanto vertical como horizontalmente.
La celosía cerámica se emplea como mecanismo fijo de protección solar de las aulas orientadas al sur-este, como separación de las aulas exteriores de infantil, o como protección contra la intrusión en ciertos parámetros acristalados en espacios que lo precisan (biblioteca, informática, administración..etc).
Frente al aspecto áspero, severo y homogéneo del hormigón se contrapone la calidad material del azulejo, potenciando su brillo y luminosidad. Las celosías se convierten en elementos que filtran la luz creando efectos sugerentes cuando ésta se refleja de forma distinta en cada uno de sus planos.