Casa Aluders. Reforma Interior Vivienda. Valencia
Imagen memoria


arquitectos:      CARLOS SOLER MONRABAL
LUISA FERNÁNDEZ
emplazamiento:      VALENCIA. ESPAÑA.
constructora:      MABESU S.L.
fecha de finalización:      Mayo 2010




Se recibe por parte del promotor el encargo de la redacción de proyecto de reforma interior de una pequeña vivienda de 90m2. La vivienda se ubica en el primer piso de un bloque de viviendas de tres alturas y dos viviendas por planta en el céntrico barrio del Mercado Central de la ciudad de Valencia. Se trata de una finca de 60 años de antigüedad con una única fachada a la calle y acceso desde la calle Aluders que forma parte de una manzana compacta. La iluminación y ventilación se resuelven con tres patios de luces de diferentes dimensiones.


El proyecto intenta dar protagonismo a los puntos fuertes de la vivienda: el encanto de sus patios y la altura de los espacios. Al mismo tiempo intenta minimizar sus problemas: iluminación natural escasa por tratarse del primer piso en una calle peatonal muy estrecha y organización disfuncional de los espacios.


La presencia de tres patios interiores da la posibilidad de iluminar y ventilar naturalmente todas la nuevas estancias. Se decide formalizar un núcleo húmedo en continuidad con el patio central y un núcleo de cocina. Todos los demás espacios surgen por la interacción de estos dos núcleos con el espacio de la vivienda.


La altura de 3,25 metros se mantiene en la zona de estar y en las habitaciones, el pasillo y núcleo de baños comparten una altura de 2,50m –coincidente con la altura de las puertas, con lo que se elimina el dintel- y la cocina y el comedor rebajan a 2,70m para definir su ámbito en relación a la zona de la sala.


El salón-comedor comunica la fachada con el patio principal y así se aprovecha de las dos orientaciones para llenar de luz el espacio principal. Se mantiene en la zona de salón el falso techo ornamentado existente para cualificar el espacio.


El núcleo de cocina intercomunica el pasillo con la zona de comedor. Se trata de un espacio intercambiador que funciona generalmente abierto salvo cuando las circunstancias recomienden cerrarlo. Se abre un pequeño hueco al patio principal para la correcta ventilación de la cocina, sin depender en exclusiva de elementos extractores.


El acceso y la prolongación del pasillo hasta la fachada de la calle generan el pequeño estudio. Esta estancia permite ‘resguardar’ el salón-comedor del acceso e independizar la circulación principal de la zona de vida.


La circulación hacia las habitaciones, núcleo húmedo, cocina y patio posterior se organiza con un pasillo de 2,50m de altura al que se abre el hueco del patio central con la misma altura, de tal manera que se ilumina generosamente.


El pasillo corre en paralelo al núcleo húmedo y a él abren la cocina, la habitación infantil y el aseo común. Desemboca en la habitación principal con el fondo de perspectiva del patio posterior.